Categorías
General

Ser diabético y Beta

En este post te cuento algo que, si tienes diabetes, puede interesarte. 

Resulta que tenía a una perrita que se llamaba Beta. 

Mi niña de ojos azules.

Tan azules que casi todo el mundo que la conocía me preguntaba si era ciega.

Hasta los 9 años tuvo una vida genial, fue entonces cuando me di cuenta de que algo no iba bien. 

Bebía un montón de agua y todo el pienso que tenía delante. 

Imagino que ya sabes por dónde voy. 

Pero yo no tenía ni idea, en ningún momento sospeché que estuviera enferma.

Un día paseando por la montaña se despistó tanto que tuve que ir a buscarla en coche, ya que era incapaz de regresar. 

La lleve al veterinario y no solo me dijo que había perdido la vista si no que tenía… diabetes. 

Dicen que los perros se parecen a sus dueños. 

En este caso, hormonalmente fue así, ya que los dos terminamos sin poder generar insulina. 

Ser diabético no mola. 

Te doy consejos para llevarlo mejor aquí:

https://www.psicologodiabetes.com/tengo-diabetes

Un abrazo,

Adrià Cabestany